HITT en tiempos de COVID-19

coronavirus, entrenamiento, hiit, pandemia -

HITT en tiempos de COVID-19

Se sugiere que el entrenamiento moderado fortalecería el sistema inmune, mientras que el intenso y prolongado se asociaría con una depresión aguda del principal sistema de defensa del cuerpo que podría durar horas o días (2, 4).

En esta línea, una reciente investigación publicada en The Journal of Strength & Conditioning Research observó que el entrenamiento moderado mejora la función inmune, mientras que con el de alta intensidad no solo no mejoró, sino que incluso se debilitó (5). En el estudio se analizaron biomarcadores hematológicos en 16 jóvenes sanos de entre 18 y 20 años que participaron en un entrenamiento interválico de alta intensidad (lo que conocemos como HIIT) o en uno continuo de intensidad moderada. Tras las 9 semanas que duró la intervención, el número de leucocitos, linfocitos, neutrófilos y monocitos (todas ellas células sanguíneas vinculadas al sistema inmune) se incrementó en el grupo que realizó ejercicio moderado, a diferencia de lo que pasó con el HIIT (5).

En otro reciente estudio que trató de analizar precisamente la influencia del entrenamiento de alta intensidad sobre la COVID-19, los autores concluyeron que este tipo de ejercicio tan extenuante y que supone un alto estrés para el cuerpo puede ser contraproducente en la actualidad debido a sus efectos pro-inflamatorios e inmunosupresores, pudiendo ayudar a exacerbar la COVID-19 (6). Por lo tanto, proponen la realización de entrenamiento moderado como una estrategia no farmacológica, económica y efectiva de hacer frente al virus (6).

Continúa leyendo más en https://fissac.com/ejercicio-de-alta-intensidad-en-tiempos-de-covid-19-que-dice-la-ciencia/


Dejar un comentario