HITT en tiempos de COVID-19

Se sugiere que el entrenamiento moderado fortalecería el sistema inmune, mientras que el intenso y prolongado se asociaría con una depresión aguda del principal sistema de defensa del cuerpo que podría durar horas o días (2, 4).

En esta l√≠nea, una reciente investigaci√≥n publicada en The Journal of Strength & Conditioning Research observ√≥ que el entrenamiento moderado mejora la funci√≥n inmune, mientras que con el de alta intensidad no solo no mejor√≥, sino que incluso se debilit√≥ (5). En el estudio se analizaron biomarcadores hematol√≥gicos en 16 j√≥venes sanos de entre 18 y 20 a√Īos que participaron en un entrenamiento interv√°lico de alta intensidad (lo que conocemos como HIIT) o en uno continuo de intensidad moderada. Tras las 9 semanas que dur√≥ la intervenci√≥n, el n√ļmero de leucocitos, linfocitos, neutr√≥filos y monocitos (todas ellas c√©lulas sangu√≠neas vinculadas al sistema inmune) se increment√≥ en el grupo que realiz√≥ ejercicio moderado, a diferencia de lo que pas√≥ con el HIIT (5).

En otro reciente estudio que trató de analizar precisamente la influencia del entrenamiento de alta intensidad sobre la COVID-19, los autores concluyeron que este tipo de ejercicio tan extenuante y que supone un alto estrés para el cuerpo puede ser contraproducente en la actualidad debido a sus efectos pro-inflamatorios e inmunosupresores, pudiendo ayudar a exacerbar la COVID-19 (6). Por lo tanto, proponen la realización de entrenamiento moderado como una estrategia no farmacológica, económica y efectiva de hacer frente al virus (6).

Contin√ļa leyendo m√°s en¬†https://fissac.com/ejercicio-de-alta-intensidad-en-tiempos-de-covid-19-que-dice-la-ciencia/


Dejar un comentario